Desde Sus Orígenes



   Los primeros pobladores provienen del Coto de San Bernardo, situado entre el pueblo y Sacramenia, concretamente de las granjas de San Juan, donde se encuentra la cueva donde vivió el eremita San Juan de Pan y Agua, y de Santa Ana, más próxima al Caserío.

Su fundación es relativamente reciente en relación con los pueblos de la zona. Las primeras casas datan de 1824 y sus primeros pobladores, dedicados a la cría de rebaños de ovejas, proceden de Valtiendas (municipio al que pertenece junto con Pecharromán), y de las granjas mencionadas más arriba.

En 1902 el pueblo tiene once vecinos, dedicándose cuatro de ellos a guardar ganado. En este año se construye la iglesia y el cementerio.

 

Evolución Demográfica



   En la figura 1, se muestra la población de cada uno de los tres pueblos: Caserío de San José, Pecharromán y Valtiendas, así como la población total del municipio formado por los tres pueblos, siendo Valtiendas la sede del Ayuntamiento.

En el año 2009, la población del Caserío de San José es de 43 habitantes, la de Pecharromán 24 habitantes y la de Valtiendas 79 habitantes. Entre los tres, suman 146 habitantes. Tanto en Caserío de San José como en Pecharromán, la población tiende a decrecer, sin embargo, en Valtiendas ha aumentado en el último año 2009. Otro dato a destacar, es la proporción superior de hombres frente a la de mujeres, en un 7,7%, 25% y 19%, según sea Caserío de San José, Pecharromán o Valtiendas respectivamente.





   En la figura 2, se observa la evolución histórica de población desde el año 1842, tanto del municipio como del total de la provincia.

Entre los censos de 1842 y 1857, Pecharromán se incorpora al municipio. Se representa la población de derecho, que es la formada por los residentes presentes y ausentes. La población de hecho, que son los residentes presentes más los transeúntes.

Se observa un crecimiento máximo de población de derecho en el municipio, de 1033 habitantes en 1950 y un declive a partir de 1960, debido a la fuerte emigración hacia las ciudades ( Madrid, Barcelona, Valladolid, Bilbao, … ). La pérdida de población sigue hasta nuestros días, como ocurre en muchos pueblos de la comunidad de Castilla y León.

La variación provincial es análoga, con un máximo en 1950 de 203.488 habitantes de derecho, y un declive a partir de 1960, aunque actualmente la población se ha estabilizado y tiende a crecer algo. En el año 2009 la población total es de 164.854 habitantes, siendo la proporción de hombres, 1,5% superior a la de mujeres.